Forum

Avisos
Vaciar todo

Gestión del Capital Humano: Teoría DISC

Página 1 / 2

Nieves Perez
(@nieves-perez)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 16
Topic starter  

Buenos días! Comenzamos el módulo de Gestión del Capital Humano: Teoría DISC. Vamos poco a poco, que idea os sugiere "la gestión" del "capital humano"?


Citar
Alberto Perez
(@alberto-perez)
Eminent Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 32
 

Mi experiencia es dual. Por un lado la gestión del capital humano consiste en encontrar un equilibrio entre las necesidades de los profesionales y los objetivos de la empresa, buscando un difícil equilibrio en el que consigas satisfacer las demandas de todos en un entorno de trabajo amigable, en equipo. La realidad resulta ser distinta de modo que conjugarlo todo depende mucho/todo de las personas. No se puede pretender que los demás sean como quieres que sean. Requiere una enorme flexibilidad por parte de todos, voluntad y compromiso. Casi nada!


ResponderCitar
Concepcion Goni Orayen
(@concepcion-goni-orayen)
Eminent Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 22
 

 

El “capital humano” son las personas. Gestionar, contar con las personas que trabajas, y organizar el trabajo lo mejor posible, es la parte más complicada, especialmente si quieres que ese trabajo sea motivado, adaptado a las posibilidades de cada uno y que todos rindan formando un equipo.


ResponderCitar
Nieves Perez
(@nieves-perez)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 16
Topic starter  

Satisfacer, motivar… Como bien comentáis, se trata de conocer qué motiva a las personas del equipo (a unos será la retribución, a otros ser promocionados, a otros la flexibilidad laboral, etc.) y cuál es su situación. De este modo resulta posible que se involucren y sean más productivos.

Por otro lado, nos encontramos con los objetivos de la empresa que estarán ligados a esa productividad colectiva. Para ello debe estar claro hacia dónde se quiere dirigir el servicio, establecer qué objetivos queremos lograr y cuáles son las prioridades a conseguir por cada compañero.

Hablamos de dos caras de la misma moneda y efectivamente, lograr un equilibro es muy muy complicado, requiere paciencia, entrenamiento y flexibilidad.

Esta publicación ha sido modificada el hace 2 años 2 veces por Nieves Perez

ResponderCitar
Aurelia Mena Mur
(@aurelia-mena-mur)
Eminent Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 24
 

La gestión del capital humano es uno de los temas más complicados y a la vez más importantes para que un servicio funcione bien. El objetivo principal debería ser encontrar un equilibrio entre las distintas personas que forman el equipo para que se pueda conseguir el mejor funcionamiento teniendo en cuenta las características individuales de cada uno de los componentes, siempre sin olvidar el entorno laboral en el que trabajamos.

Creo que es una asignatura pendiente que debería incluirse en todas las formaciones dado que trabajamos dentro de un equipo y suelen ser relaciones personales las que más influyen en el ámbito laboral. 


ResponderCitar
Nieves Perez
(@nieves-perez)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 16
Topic starter  

Aurelia comenta algo muy interesante: “suelen ser relaciones personales las que más influyen en el ámbito laboral.”

Aprovecho para introducir el concepto “cultura organizacional”, que hace referencia al conjunto de creencias, hábitos, valores, actitudes y tradiciones entre los grupos existentes en todas las organizaciones.

 Debido a que toda organización se constituye de personas, la cultura está formada por los diferentes valores individuales que hacen “un todo” organizacional. Desde elementos tan corporativos como los sistemas de control o el organigrama, hasta las rutinas y anécdotas entre departamentos, se definen de forma individual y colectiva en cada integrante del equipo.

Una herramienta fundamental para enfocar esta mezcla de visiones en torno a un mismo objetivo es la gestión de emociones. Pero tened en cuenta que pedimos a nuestros líderes que dominen la “inteligencia emocional” sin apenas reconocer nuestras emociones y sentimientos.

¿Qué podéis comentar sobre la inteligencia emocional? ¿Está presente en vuestro día a día? ¿De qué manera?


ResponderCitar
Javier Pison Chacon
(@javier-pison-chacon)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 11
 

Dejo la formula clásica de cursos de coachers. Conicimiento+habilidad×actitud=éxito . Lo que suma es perfecto pero lo que multiplica es la actitud. Estamos en una sociedad de recompensas vs castigos. Unos quieren exito, otros quieren niños, otros dinero y.. .. ...cada uno lo suyo. Es decir , el gestor de recursos humanos debe ser un psicologo social, clinico y experimentado. Pongo un ejemplo. Familia de 6 miembros. Cada uno con su tema. Gestiona tosos los dias sus ansias inquietudes y zozobras.  Ahora aplica esto en un hospital en el que cada uno quiere y necesita algo 'diferente ". Motivar sin incentivos lleva al fracaso y deja al libre albedrio del buen hacer de cada uno.

Solo las fórmulas de la empresa privada funcionan aunque son asimetricas e injustas y en un sistema público inaplicables o avocadas al fracaso

 Estamos en zona del gestor virtuoso de dificil solucion

 


ResponderCitar
Aurelia Mena Mur
(@aurelia-mena-mur)
Eminent Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 24
 

Estoy totalmente de acuerdo en que la actitud es realmente lo que multiplica y hace que el conocimiento, la habilidad y experiencia de una persona tenga más valor. Como en una ocasión dijo un gerente de un trabajador: lo contraté por sus conocimientos y lo despedí por su actitud. 

Sin embargo nos encontramos como dice Javier que en los equipos la actitud de cada uno de sus miembros depende en muchas ocasiones de los objetivos individuales más que de los grupales. Y ello es más patente cuanto menos definidos estén los objetivos del equipo, la distribución de las tareas y la consiguiente responsabilidad del que las realiza.

Por todo ello es muy importante que las personas que dirigen equipos de trabajo, y más concretamente los jefes de servicio en nuestro ámbito, tengan formación sobre inteligencia emocional para obtener lo mejor de cada uno de los componentes del equipo.

En el ámbito público queda mucho por hacer.

 


ResponderCitar
Ada Yessenia Molina
(@ada-yessenia-molina)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 14
 

@nieves-perez

El hecho de alcanzar un nivel de inteligencia emocional que nos permita manejarnos en la vida familiar, social y laboral, supone que las personas debemos ser capaces de:
- Conocer nuestras propias emociones: saber en cada momento cuál es la emoción sentida, sin confundirla con otra o disfrazarla. El poder juzgarnos a nosotros mismos de forma realista, conscientes de nuestras propias limitaciones y admitir nuestros errores y que podamos aprender.
- Manejar las emociones: controlar y saber canalizar las emociones correctamente. No dejar que nos invada la ansiedad, ira, melancolía, etc.
- Autorregular y controlar nuestros impulsos
- Auto motivarnos
- Sentir empatía. La capacidad para reconocer las emociones de los demás, saber qué quieren y qué necesitan, es la habilidad fundamental para establecer relaciones sociales y vínculos personales (LOS MÁS DIFÍCIL A MI PARECER).
- Poder manejar las relaciones actuando de acuerdo con las emociones de los demás.

Como comenta Nieves, siempre pedimos a nuestros líderes que posean habilidades para reconocer nuestras emociones y sentimientos, y que actúen de acuerdo a ellas, pero es que muchas veces ni nosotros mismos poseemos esa inteligencia emocional. Creo que es importante también incluir la formación sobre gestión de emociones para los miembros del equipo, encaminado a fortalecer esa inteligencia emocional que tenemos que poseer todos (y no sólo los jefes), indispensable para ser capaces de trabajar colaborando en equipo.


ResponderCitar
Carolina Arrazola
(@carolina-arrazola)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 14
 

Totalmente de acuerdo con lo expuesto.

Para poder conocer a los demás y a partir de ahí entablar una relación orientada a la construcción de un lugar de trabajo positivo, en armonía y con capacidad para cumplir los objetivos tanto personales, como de la empresa; es imprescindible poder conocernos, asumir tanto fortalezas como debilidades. Estas últimas son difíciles de admitir ante los demás, hay quien pensará que les atacarán y por tanto descalificarán.


ResponderCitar
Edurne Orayen
(@edurne-orayen)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 11
 

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que se ha expuesto, pero me gustaría que alguien me dijera cuando tiene tiempo de trabajarlo, apurados de tiempo en el trabajo que cada vez se nos pide más, apurados en el entorno familiar que cada vez tenemos más información de cómo lo tenemos que hacer mejor y apurados en lo personal que cada vez tenemos más años, más ejercicio que hacer si queremos envejecer mejor........ y realmente menos energía.

Nos formamos para alcanzar el ideal, para hacerlo mejor, será este nuestro punto de apoyo para cambiar el mundo?


ResponderCitar
Fidel
(@fidel-gallinas-victoriano)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 15
 

Buenas tardes:

En lo que a mí respecta, la convivencia con otras personas me había llevado a plantearme que, efectivamente, "cada uno es de su padre y de su madre". Ahora, gracias a la teoría DISC, veo que, ademas, son de colores. Fuera de bromas, me encanta esa clasificación, y ya estoy empezando a encasillar a mis compañeros en un color (secundario, primario puro creo que no), y, a la vez, encuentro la combinación que mejor me representa.

En efecto, parece que la manera de sacar mejor rendimiento al trabajo parte de una mejor comprensión de cada trabajador, conociendo sus puntos débiles para tratar de mejorarlos, y sus puntos fuertes para tratar de potenciarlos. 

¿Os parece que ese es el modelo Google? Se habla mucho del esfuerzo que hacen en esa compañía para que el trabajador se sienta a gusto (hay cafeterías, comedores, salas de juego, decoración atractiva....), aunque para otros son unos auténticos exprimidores de mentes.

Y, con todo, teniendo en cuenta que, entre todos, sumamos más que la suma de cada uno por separado.


ResponderCitar
Mikel Mendizabal
(@mikel-mendizabal)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 12
 

Buenas tardes, 

 

un tema muy interesante. Como dice Fidel, yo también estoy asignando colores a mis compañeros. 

Como dice Nieves, para realizar una buena gestión de equipos se debe tener en cuenta que no nos interesa lo mismo a todas las personas y que las formas de motivación varían de una persona a otra. Si los lideres comparten la gestión con el resto de compañeros, delegan, será más fácil conocer las necesidades, motivaciones de estos, y entre todos realizar una mejor gestión. 


ResponderCitar
Alberto Perez
(@alberto-perez)
Eminent Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 32
 

El grupo es dinámico no lo olvidemos. El que hoy es un entusiasta del trabajo a los dos meses quiere tiempo libre para su pareja. Me hago amiguísimo del compañero pero el año siguiente no lo puedo ni ver. El que no quiere colaborar en las peonadas y afea a los demás su “servilismo” con la Administración cambia radicalmente cuando tiene al niño en la universidad o se ha embarcado en una hipoteca  

Las direcciones se empeñan en exigirnos formación en gestión (aquí está Sopequin) cuando deberían exigirnos a todos empatía, educación, entrega y civismo

 


ResponderCitar
Javier Pison Chacon
(@javier-pison-chacon)
Active Member
Registrado: hace 2 años
Respuestas: 11
 

Creo que está claro. De forma resumida podemos afirmar que además de ser buenos medicos debemos ser compañeros, trabajar en equipo, no conflictivos, entusiastas, responsables , de colores, happys con continencia emocional, gestores, padres y madres etc.....

Y todo desde un punto de vista empresarial puesto que veo en todos que nuestro servicio de salud es nuestra empresa. Todas estas virtudes debemos adquirirlas por nuestra cuenta durante nuestra vida profesional , personal y familiar.

Aprendemos todos los días y debemos seguir aprendiendo pero tenemos un problema y es que depende exclusivamente de los valores que hemos recibido cada uno a lo largo de nuestra vida. Eso sí, si el entorno es favorable puede ayudar pero como habitualmente no lo és porque se rige por los pecados capitales pues gestionar un equipo de trabajo se convierte EN UN ARTE y como todo artista un día estás inspirado y otro pues no tanto.

Podemos hablar de responsabilidades a nuestro directores y gestores , pero vuelvo a lo mismo, ES UN PROBLEMA DE ACTITUD osea de buena voluntad individual.

Propongo que en todos los equipos de trabajo se incorpore un psicologo que tutorice y gestione las emociones individuales para que el equipo trabaje feliz y en armonía. En mi experiencia la medida más eficaz de unificar criterios, limar sensibilidades y hablar con cierta confianza del entorno laboral es reuniendo al equipo fuera del entorno de trabajo y si es con una cerveza que si es con alcohol, mejor. Funciona realmente y es accesible produciendo una gestión emocinal individual y grupal. Sería como una sesión de morbi-mortalidad pero en un entorno favorable y amistoso.

Yo sigo aprendiendo............ y deseo que este curso me ayude a gestionar mi inteligencia emocional


ResponderCitar
Página 1 / 2
Compartir: